Los beneficios de la meditación para los estudiantes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
meditacion estudiantes oposiciones

Piensa en las últimas horas de tu día. ¿De qué color era el cielo? ¿Oíste la risa de alguien, el ladrido de un perro o el canto de los pájaros? ¿Sentías el aire cálido o fresco en tu cara?

En palabras del monje budista y maestro de meditación Thich Nhat Hanh, esos momentos son pequeños milagros. «Cada día participamos en un milagro que ni siquiera reconocemos», escribió. La dificultad reside en apreciar estos pequeños momentos que la vida nos regala y dejar atrás los miles de estímulos que recibimos a cada instante.

Cuando oímos esta palabra, nos es fácil reconocerla como una práctica enfocada a la relajación. Pero la meditación es mucho más que esto.

Una base científica

La meditación nos ayuda a centrarnos en el presente, permitiéndonos tener más éxito en todas las tareas de la vida. En el caso de los estudiantes, puede ayudarles a estudiar de forma más eficaz, a mejorar su memoria y a disminuir el estrés.

Los estudios han demostrado que contribuye al alivio del estrés, la depresión, la ansiedad e incluso el dolor crónico. Un estudio de Harvard demostró que los participantes que meditaron durante 15 minutos al día durante un periodo de ocho semanas redujeron su presión arterial.

Las resonancias magnéticas demuestran que la meditación genera cambios en la estructura física del cerebro, cambiando la forma en que nuestra mente procesa la información. Tras ocho semanas de práctica diaria de la meditación, la amígdala -el centro de «lucha o huida» del cerebro- comienza a reducirse.

El córtex prefrontal, que nos ayuda a tomar decisiones y concentrarnos, también se engrosa. Esto nos ayuda a ser menos reactivos y a estar más concentrados, incluso cuando no estamos meditando.

Cómo empezar a meditar

Es recomendable comenzar con meditaciones guiadas, y la meditación llamada “vipassana”. Esta se centra en “ver las cosas como realmente son”.

Instaura la meditación como un hábito justo cuando tu día comience, así te asegurarás de hacer esta tarea y evitarás dormirte. Además, lograrás prepararte para afrontar el día: mayor concentración y productividad.

A continuación, te presentamos algunas de las aplicaciones móviles de meditación con mejores resultados:

  • 10% Happier: Esta aplicación está diseñada por expertos y tiene una gran variedad de ejercicios y temas a elegir.
  • Headspace: La aplicación que te enseña a respirar, meditar y vivir de manera más consciente. Encontrarás ejercicios de todo tipo.
  • Bambú: Te esperan cientos de meditaciones guiadas en español que te ayudarán a vivir el tiempo presente, relajarte, mejorar tu concentración y reducir la ansiedad.

Comienza con meditaciones de unos pocos minutos, ampliando este tiempo conforme te veas preparado. La calidad siempre será mejor que la duración de la misma.

Aunque esta práctica se vea como algo extraño para casi todas las generaciones actuales, la meditación puede mejorar tu salud, tu relación contigo mismo y los demás e incrementar tus niveles de concentración. Tantos beneficios en solo unos minutos… ¿no crees que merece la pena?