CÓMO GESTIONAR EL ESTRÉS DEL OPOSITOR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Uno de los grandes retos de un opositor es mantener constante su esfuerzo. Es importante a la hora de estudiar una oposición tener una buena higiene mental.
Hay que estar atento ante las señales de estrés. Y así tener la fuerza mental oposiciones necesaria para aprobar.
Analiza la situación y si puedes poner una solución, ya sabes que hacer. Si no puedes poner una solución, trata de que el daño sea lo menor posible.
Organiza y planifica las acciones para que el problema se solucione. Si has fallado en una prueba, refuerza el estudio de esa materia. Si no consigues memorizar las leyes, toma un respiro para despejar tu mente. Aplica soluciones y no te dejes llevar por los pensamientos negativos.
Cuando el estrés te afecta reduce tus capacidades cognitivas (memorizar, leer, etc.) Realizar ejercicio y otras actividades que reduzcan los niveles de estrés te van a permitir rendir mejor al día siguiente.
Hay que preparar bien el lugar de estudio. Que sea tranquilo, con una buena iluminación y cómodo. Además, es bueno mantener un buen horario para las comidas, el sueño y los momentos de descanso