DIFERENCIAS ENTRE OPOSICIÓN Y CONCURSO-OPOSICIÓN.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Todos hemos escuchado hablar alguna vez sobre los funcionarios públicos, oposición, concurso-oposición o méritos. Pero sabemos ¿cuál es la diferencia o que significa cada una de ellas? En estas líneas os lo vamos a explicar.
Antes de nada, definiremos que es ser un empleado público, ya que es el objetivo de opositar.
Un empleado público es todo aquel trabajador que desempeña funciones al servicio del interés general, con retribuciones económicas por parte de la Administración Pública.
Existen diferentes tipos de funcionarios públicos y cada uno de ellos lleva un proceso selectivo asociado.

¿Qué es una Oposición?
Es el más generalizado, que consiste en la celebración de unas pruebas, exámenes como pueden ser, exámenes teóricos, test psicotécnicos, personalidad, pruebas físicas, entrevistas personales, etc., dependiendo al puesto que se opte, para determinar la capacidad de los aspirantes y establecer un orden de preferencia en función de la puntuación obtenida.
Algunos de los puestos a optar con la oposición son: Justicia (Tramitación Procesal y Administrativa, Gestión Procesal y Administrativa y Auxilio Judicial),Prisiones (Ayudante de Instituciones Penitenciarias), Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Ertzaina, Policía Nacional, Guardia Civil), Hacienda (Técnico de Hacienda y Agente de Hacienda), etc.

¿Qué es un concurso oposición?
Consiste aparte de la celebración de las diferentes pruebas que se realizan en la oposición, en la valoración de los méritos que aporten todos los aspirantes al puesto, como la experiencia, la formación o títulos académicos de quienes previamente han aprobado los exámenes.
Es un sistema que valora dos partes:

  • La fase de oposición.
  • La fase de concurso. Viene determinada por los méritos de los candidatos y se acoge a diferentes criterios. Los principales suelen ser:
    – Experiencia profesional
    – Formación

La nota final vendrá determinada por la suma de la nota conseguida en la fase de oposición y en la fase de concurso. Los porcentajes destinados a cada parte se indican en la convocatoria de cada proceso selectivo.

Los puestos a los que normalmente se opta por medio del concurso oposición son: Administración (Auxiliares Administrativos y Administrativos), Sanidad (Auxiliares Enfermería, Enfermería, Celadores),Fuerzas y Cuerpos (Policías Municipales y Bomberos), Educación Primaria y Secundaria (Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Física, Pedagogía Terapéutica, Educación Musical Lenguaje y Literatura, Geografía e Historia, Matemáticas, Educación Física, Orientación Educativa), Personal Laboral de Correos, Etc.